Seguidores

jueves, 30 de mayo de 2013

¿La más terrible extinción masiva fue provocada por un microbio?




En la historia biológica de la Tierra se han sucedido diversas extinciones masivas. La más conocida de ellas es la que borró a los dinosaurios de la faz del mundo. Sin embargo, la mayor ola de desapariciones se dio en periodo Pérmico, hace 251 millones de años. En ella, más del 90% de las especies se extinguieron, al punto que la Tierra fue por millones de años un páramo habitado apenas por hongos. ¿Qué fue lo que causó una ola de mortandad que, según las evidencias fósiles, se extendió a lo largo de un millón de años?

Una bacteria: responsable de la peor extinción biológica

Se han desarrollado diversas especulaciones sobre las causas de la devastación que cambió para siempre el curso de la evolución, numerosos árboles genéticos se vieron arrancados de cuajo y especies enteras de aves, mamíferos y reptiles se perdieron.
Entre las causas que los paleontólogos manejan para explicar la extinción masiva al final de Pérmico se encuentra la caída de un asteroide, actividad volcánica irrefrenable y emanaciones de gas tóxico. Sin embargo, ha surgido nueva evidencia que señala a otro culpable: una bacteria.


Las nuevas evidencias que explican la extinción del Pérmico

Según un investigador del MIT (Massachusetts Institute of Technology), Daniel Rothman, existe evidencia que cambiará nuestra visión sobre esta extinción masiva; sedimentos que datan del final del Pérmico señalan un repentino aumento de las emisiones de carbono, en forma de gas metano. Este aumento del gas parecería corroborar las dos hipótesis más valoradas sobre la ola de extinciones: el meteoro o la actividad volcánica. Ambos fenómenos por sí mismos harían elevarse los niveles de este gas. Pese a ello, Rothman cree que la explicación no es tan obvia.
En un artículo aparecido en la revista New Scientist, Rothman asegura que el responsable de estas extinciones fue una bacteria.
Las bacterias metanógenas (que pueden producir gas metano a partir de la descomposición de materia orgánica) son responsables de la mayor parte del metano biogénico de la Tierra. El investigador del MIT cree que se tienen pruebas de que el Methanosarcina adquirió su capacidad de sintetizar el gas tóxico hace 231 millones de años; fecha cercana a la de la extinción masiva.
Un metanógeno es un organismo que descompone la biomasa (restos de seres vivos) en metano: un gas rico en carbono, que no es tóxico para la mayoría de las especies, pero que es altamente inflamable.


Al mismo tiempo que estas bacterias adquirieron la capacidad de sintetizar metano, por alguna razón aún por explicar, se dispararon en el suelo terrestre los niveles de níquel. Este metal potencia la capacidad de las bacterias metanógenas de crear el gas metano. ¿El resultado? Ante el aliciente del níquel, las bacterias elevaron las cantidades de metano, que en el mejor de los casos habría elevado varios grados la temperatura de la Tierra, aniquilando la vida. Sí, un efecto invernadero.




¿Nos ha tocado tomar el lugar de los 

metanógenos? ¿Nuestras actividades 

contaminantes están por hacer lo que el 

Methanosarcina  hace millones de años?

miércoles, 29 de mayo de 2013

5 lugares donde podría haber vida extraterrestre





Ya van muchos años desde que la idea de hallar vida fuera de la Tierra se ha vuelto tan sólida como para que diversas teorías, estudios e investigaciones al respecto se realicen de forma constante. Los resultados nunca fueron positivos, pero a pesar de las reiteradas decepciones, los científicos no se dan por vencidos y ya sea por encontrar formas de vida inteligente o vida en su forma más simple, la intensa búsqueda no cesa. Lo mismo que las teorías, los supuestos y las hipótesis. Hoy voy a enseñarte algunas de ellas, estos son 5 lugares donde podría haber vida extraterrestre.

5. Meteoritos

Toda una variedad de meteoritos han caído en nuestro planeta a lo largo de la historia y en muchos de ellos podría haber vida extraterrestre, de hecho, se sabe que más de 22.000 meteoritos que cayeron en la Tierra fueron documentados. Lo más fascinante es que varios de ellos contenían compuestos orgánicos. En el año 1966, por ejemplo, un grupo de científicos en la Antártida halló un meteorito que habría llegado desde Marte, anunciando que en él habían encontrado evidencia consistente de microfósiles que podrían indicar que existieron formas de vida en Marte hace más de 3,6 millones de años atrás. Después de años del más intenso debate sobre si el meteorito marciano contenía evidencia de vida extraterrestre, la cuestión aún sigue sin poder resolverse. Si ésto fuera cierto, también sería el más fuerte sustento que consagraría la teoría de la Panspermia.

4. Marte

Un cliché en el mundo del entretenimiento, especialmente en la literatura y el cine de ciencia ficción, por algo "marciano" es un sinónimo de extraterrestre ¿no es así? Pero atención, pues muchas de estas ficciones tienen sus raíces en los más fascinantes sucesos de la realidad y Marte o “la próxima frontera”, siempre ha sido un lugar muy importante para los los buscadores de vida extraterrestre. Lo cierto es que si bien ya no buscamos por esos pequeños hombrecillos verdes y fluorescentes, existe mucha esperanza en la posibilidad de hallar formas de vida más simples. Hoy sabemos muchas cosas sorprendentes sobre Marte y existe evidencia de que en el pasado, el planeta rojo tuvo una temperatura cálida y húmeda, ríos secos, capas de hielo, volcanes y minerales que se forman ante la presencia del agua. En 2008 y 2009, el Phoenix Mars Lander y ciertas investigaciones permitieron analizar el suelo de Marte con enorme precisión así como detectar metano en su atmósfera, lo cual indica que éste aún es un planeta vivo. Todo se vuelve aún más interesante si tenemos en cuenta que las bacterias productoras de metano fueron una de las primeras formas de vida de la Tierra.

3. Messier 42: la nebulosa de Orión

La nebulosa de Orión, también conocida como Messier 42 (M42) o NCG 1976, es una nebulosa difusa ubicada en la región sur del Cinturón de Orión. Situada a unos 1.500 años luz de distancia de la Tierra, se cree que esta importantísima nebulosa (uno de los objetos astronómicos más importantes, observados e investigados que existen) podría ser una majestuosa mina de oro para encontrar vida exraterrestre. En el 2010, el Observatorio Espacial Herschel de la Agencia Espacial Europea demostró que la nebulosa posee claros signos de permitir la existencia de diversos compuestos y químicos orgánicos. Analizando exhaustivamente todos los datos, los expertos han podido detectar un patrón de picos en la presencia de varias moléculas que sustentan la vida, tales como agua, monóxido de carbono, formaldehído, metanol, dimetil éter, cianuro de hidrógeno, óxido y dióxido de azufre, entre otros.

2. Gigantes rojas moribundas

La explosión que se genera cuando una gigante roja muere puede ser un detonante de la vida, que puede funcionar como si se tratara de un interruptor. En el año 2005, un grupo internacional de astrónomos y otros científicos descubrieron que las gigantes rojas pueden funcionar como una suerte de desfibrilador para volver a poner en marcha un planeta y traerlo a la vida nuevamente. ¿Cómo? Pensándolo en los siguientes términos. La Tierra es un lugar tan especial para el desarrollo de la vida debido a su inmejorable ubicación en el caos del Universo. Estamos lo suficientemente cerca del Sol como para que nuestros océanos no se evaporen o el planeta mismo termine rostizandose y también estamos lo suficientemente lejos como para no convertirnos en una gran bola de hielo. Sabemos que en el resto del universo hay numerosas lunas y exoplanetas congelados y, como dijimos al comienzo, también sabemos que cuando las gigantes rojas mueren: explotan en una gran dispersión de fuego y calor. Ese calor puede derretir todo ese hielo y convertirlo en océanos que pueden albergar diversas formas de vida.

1. Regiones inexploradas que quizá nunca conoceremos

Pensar que la vida solo puede existir en la Tierra es algo bastante estúpido, así de simple, y tan solo en la Vía Láctea existen más de 400 mil millones de estrellas y un desconocido e innumerable número de exoplanetas. Ésto es sólo en nuestra propia galaxia. Apenas pensar en el hecho de que el Universo es un vasto espacio, inimaginablemente inmenso, repleto de otros planetas, estrellas, nebulosas, gases, sistemas y muchísimas otras cosas que ni siquiera podríamos imaginar, nos da todas las chances para que en el probable caso de que exista vida fuera de la Tierra, nunca la encontremos. Lo que sabemos de la vida y su sustento, es que necesita de aminoácidos para formarse y de agua para mantenerse, aunque muchos otros científicos, como por ejemplo Stephen Hawking, teorizan que la vida podría existir por cualquier otra parte y que ni siquiera la podemos imaginar, como formas de vida que no sean a base de carbono. Muchos son los que sostienen que antes de preocuparnos por encontrar vida en otros lugares, deberíamos preocuparnos por la que tenemos aquí. Hasta hoy, éstas son algunos de los puntos que todos deben tener en cuenta al momento de hablar sobre la vida extraterrestre y su búsqueda.

¡Sencillamente fascinante! ¿No lo crees? 
¿Qué opinión te merecen todas estas
 suposiciones? ¿Cuál es tu postura ante
 toda esta cuestión? ¿Crees que algún día
 seremos capaces de encontrar vida fuera
 de la Tierra? ¿De qué tipo? 





martes, 28 de mayo de 2013

Los 10 mejores inventos de la historia



Vaya cuestión la de tener que seleccionar tan solo  los 10 mejores inventos de la historia para ponerles esta etiqueta ¿No lo crees? Pues los seres humanos constituimos una especie sumamente ingeniosa y, desde el momento en el que nuestros primeros antepasados golpearon dos rocas para crear la primera herramienta hasta los ultramodernos y sorprendentes inventos del siglo XXI, no nos detuvimos ni por un instante.
El ser humano se ha empeñado en facilitar, asegurar y volver más cómoda su existencia, sin olvidarse de buscar las respuestas y la explicación a toda inquietud posible que surgió a su alrededor. A su paso, una innumerable cantidad de descubrimientos, avances tecnológicos e inventos vieron la luz. Por eso, preparar una lista con los 10 mejores inventos de la historia no resulta para nada sencillo. Con la más amplia subjetividad y esperando tu contrapunto para perfeccionar la misma, te invito a echarle un vistazo a esta humilde lista. Vale la pena aclarar que cada invento fue dispuesto en orden cronológico.

El lenguaje (desconocido)

 La invención del lenguaje es la más importante de todas. Prácticamente nos define como seres humanos y aunque es imposible conocer su origen, nuestra habilidad para comunicarnos a través del lenguaje (mediante cualquiera de sus medios) es, en gran medida, la que ha permitido que el resto de los inventos, el conocimiento, la cultura y todo lo que pueda imaginarse, haya podido transmitirse y trascender los límites del tiempo. Más allá de que hay mucho que debatir en este punto y de que todas las especies tienen su forma de comunicarse, ninguna lo hace de forma tan siquiera similar a la nuestra. Cabe mencionar la invención de la escritura (existen registros de más de 30.000 años de antigüedad) como otra de las más influyentes. 
La agricultura y el arado (8.500 a.C.)Aunque hoy no nos resulte tan significativo como debería, la invención y el desarrollo tanto de la agricultura, como de tecnologías posteriores que simplificaron esta tarea (por ejemplo el arado), fueron imprescindibles para la supervivencia del Hombre y el establecimiento de los grupos como hoy los conocemos. Estamos hablando de más de 10.000 años atrás, remontándonos a uno de los grandes factores que determinaron el pasaje de Paleolítico al Neolítico, así como de uno de los primeros y más importantes inventos de la historia

La rueda (3.500 a.C.)
En gran medida, la invención de la rueda fue responsable de otro gran cambio histórico: el ingreso a la Edad de Bronce. Desde entonces, la rueda ha formado parte de una amplia variedad de avances tecnológicos, posibilitando la invención de toda clase de máquinas y artefactos que facilitaron el desarrollo en distintos aspectos. Hoy, las ruedas tienen una vital importancia para nuestro estilo de vida, encontrándose en un sin fin de cosas, desde relojes a cualquier automóvil o en turbinas de aviones. 

La imprenta (1440)

Hasta la invención de la imprenta moderna, gracias a la invención del alemán Johannes Gutenberg entre los años 1430 y 1440, los libros eran copiados a mano. Este dato hace suponer lo extraño que sería ver un libro para la mayoría de las personas. Tras varios experimentos Gutenberg logró formar el molde de mano, una nueva técnica que le permitió generar grandes cantidades de metal fácilmente moldeable. Este invento facilitó el acceso al conocimiento de una manera excepcional, lo que permitió también el desarrollo de nuevas invenciones, la proliferación de las Universidades y todo tipo de aprendizajes a nivel masivo. 

El automóvil (1885)

La invención y el desarrollo de la máquina de vapor ya había transformado la industria, la economía y las sociedades a grandes rasgos, sin embargo, la del automóvil lo hizo aún más, transformando la vida de muchísimas personas. Aunque la idea de un vehículo personal capaz de transportar a la gente ya existía desde hacía un largo tiempo, el Motorwagen de Karl Benz, inventado en 1885, es considerado el primer automóvil. Los efectos que éste tuvo en la sociedad, la cultura y el comercio, son algunas de las razones por las que el automóvil es otro de los inventos más significativos de la historia

La lámpara incandescente (1897)De entre las decenas de personalidades involucradas en la invención de las lámparas incandescentes  a lo largo del 1800, Thomas Edison es reconocido como el inventor de la primera lámpara incandescente o bombilla de luz. Ello se debe a que en 1897 ideó un sistema de iluminación funcional, con un generador, cables y una bombilla de filamento de carbono que fue de gran importancia para diversos aspectos de la vida de las personas. Con ella, la luz llegaba ahora a todos los hogares, trayendo un gran cambio en los patrones del sueño de la gente, influyendo directamente en la productividad y la industria, entre otras cosas. 

La penicilina (1928)

La penicilina revolucionó el mundo de la medicina y trajo grandes avances en el tratamiento de enfermedades, infecciones y todo tipo de condiciones médicas. Todo esto gracias a su invención por parte del científico escocés Alexander Fleming, quien en un plato de Petri accidentalmente abierto y lleno de bacterias, observó la formación de los hongos de Penicillium. Con su microscopio compuesto, Fleming notó que la totalidad de las bacterias que se encontraban allí habían muerto. A partir de este descubrimiento se inventaron distintas drogas a base de dicho hongo, que permitieron tratar varios tipos de enfermedades e infecciones mortales. 

La PAOC (1930) y el resto de los métodos anticonceptivos

Los métodos anticonceptivos se utilizaron desde la antigüedad y a lo largo de toda la historia, de hecho, se sabe que, ya para el año 3000 a.C., los Hombres del Antiguo Egipto utilizaban una especie de preservativo. Sin embargo, los métodos anticonceptivos se desarrollaron adecuadamente mucho tiempo después. Los preservativos comenzaron a utilizarse en el siglo XVIII y la píldora oral anticonceptiva combinada (PAOC) a partir del año 1930. Éstos y el resto de los métodos revolucionaron el mundo, mejorando no solo la vida sexual de las personas sino la calidad de vida en sí. Teniendo en cuenta la gran problemática que supone la superpoblación de nuestro planeta, vaya uno a saber qué sería de la humanidad sin ellos. 

La computadora (1940)

Sin dudas uno de los inventos modernos más importantes. Si bien no existe una única persona que realmente pueda considerarse como el inventor de la computadora (dispositivos mecánicos de computación ya existían en el 1800), hay algunos nombres relevantes, como el de Charles Babbage, Alan Turing, Konrad Zuse o Tommy Flowers, entre otros. Sin embargo, no fue hasta comienzos de 1940 que las primeras computadoras modernas aparecieron. Hoy en día, las computadoras y los sistemas computarizados son parte fundamental en nuestro estilo de vida. 

El internet (1960)

Prácticamente no necesita una descripción. Comenzamos la lista hablando del lenguaje y el desarrollo de la comunicación de nuestra especie para terminarla con el invento y la herramienta más significativa en éstos términos. Internet, cuya invención en 1960 es comúnmente atribuida al científico Lawrence Roberts, es el gran invento invento de la actualidad, una herramiento enorme que conecta prácticamente al mundo entero en unos segundos y que ha cambiado la vida de millones y millones de personas en el mundo entero.  
Bien, ¿qué te ha parecido esta lista
¿Crees que éstos realmente son los 10 
mejores inventos de la historia? Pues 
ahora es cuando te toca a tí, ¿qué 
cambios realizarías? 











lunes, 27 de mayo de 2013

5 sorprendentes cosas que se comen las bacterias




La bacteriología es un estudio tan interesante y tan importante que, en oportunidades anteriores, ya hemos hablado muchísimo sobre las bacterias, sus características y las funciones que cumplen en nuestro planeta. Para no perder la costumbre y aprovechando la ocasión para contestar una pregunta que un lector nos dejó hace poco tiempo atrás, hoy quiero invitarte a conocer estas 5 sorprendentes cosas que comen las bacterias.

5. Desechos nucleares

Las llamadas geobacterias son un grupo de proteobacterias anaeróbicas muy útiles en la biorremediación. Una de ellas es la llamada Geobacter Sulfurreducens, la cual, para alimentarse, es capaz de alimentarse de desechos nucleares. Hasta hace relativamente poco no se sabía cómo es que las bacterias podían hacerlo, pero un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Michigan liderados por la microbióloga y experta en genética molecular Gemma Reguera, han descubierto que lo logran gracias a una estructura llamada pilus, una especie de cabello inimaginablemente pequeño que funciona como un alambre. Con el son capaces de cambiar la forma isotópica del uranio mediante el transporte de electrones, absorber la energía del gradiente de los electrones y finalmente, crear una forma sólida y estable de uranio. Esa forma sólida del uranio se puede limpiar con mayor facilidad y por ello resulta enormemente útil. Actualmente se las está estudiando en profundidad y ya se las está empleando en lugares contaminados de las ciudades de Washington y Tennessee.

4. Petróleo crudo

La misma bacteria de la que acabamos de hablar, Geobacter Sulfurreducens, no solo puede comer cosas tan increíbles como desechos nucleares, sino también petróleo, hierro y muchos otros tipos de metales. Pero existe una a la que pareciera que le encantara el petróleo crudo y por ello, se la utiliza cuando hay accidentes como por ejemplo, derrames de petróleo en el océanos. Existen muchas bacterias capaces de alimentarse de compuestos como el petróleo, pero en el año 1971, el científico e ingeniero de origen indoamericano Ananda Mohan Chakrabarty descubrió una especie de bacilos de forma recta, pertenecientes a la familia de las Pseudomonas putida, que era capaz de comer grandes cantidades de petróleo de forma más eficiente. Cuando ocurren estos accidentes petroleros, las bacterias Alcanivorax aparecen naturalmente en la zona y son de enorme ayuda en la limpieza.

3. Desechos humanos

El peculiar gusto alimenticio de las bacterias no tiene límites...pero la coprofilia y la urofilia en estas señoras tiene su explicación. Bacterias como las Brocadia anammoxidans , una bacteria del orden de los Planctomycetes, comúnmente se utilizan para la descomposición de residuos y desechos en plantas de tratamientos de aguas residuales. Ello se debe a que son anaeróbicas, es decir, no necesitan entrar en contacto con el oxígeno, viviendo de amoníaco y nitrito. Ahora, la materia fecal y la orina de los desechos humanos tiene altos contenidos de moléculas de amoníaco y nitrito, por lo que, al tener la capacidad de oxidar anaeróbicamente dichos contenidos, éstas bacterias resultan muy útiles. Además, como resultado de este proceso, las bacterias terminan liberando hidrazina, un compuesto químico que, entre otras cosas, se utilizan para como combustible para sondas espaciales y en la propulsión de artillería militar.

2. Gónadas de mosquitos

La Wolbachia es un tipo de bacteria que generalmente infecta a los insectos, así como algunos isópodos y también arañas. Son bacterias heredadas y existe una particular cepa de Wolbachia que afecta especialmente a los mosquitos Aedes aegypti, más específicamente, las gónadas de estos mosquitos. Una vez allí, se alimentan y pasan toda su vida, lo cual resulta beneficioso para nuestra especie ya que alteran sus ciclos reproductivos para mal y ésto hace que los mosquitos capaces de portar el virus del dengue existan en números mucho menores. El virus del denge es un verdadero problema para los Hombres y cada año, cerca de unas 50 millones de personas son infectadas con el virus, transmitido por estos mosquitos. Gracias Wolbachias.

1. Ropa interior sucia de astronautas

Todos sabemos que los astronautas nunca la tienen fácil y aunque estar en el espacio puede sonar de lo más fascinante, hay muchas cosas que distorsionan el sueño. Claro que el hecho de que a los astronautas generalmente no se les permita realizar más de un cambio de ropa interior cada 3 dias no esta ni cerca de las peores exigencias, pero de todos modos, está relacionado con nuestras queridas bacterias. Desde fines de los 90, cuando científicos rusos desarrollaron una suerte de cóctel bacteriológico para degradar la ropa interior y ayudar así a resolver la compleja cuestión de la basura en el espacio, diferentes bacterias se llevan al espacio con este fin. Además, todo se aprovecha y como resultado de todo esto, se obtienen determinadas cantidades de gas metano que luego se puede utilizar como combustible. Simplemente espectacular.
Algunas otras increíbles cosas que también comen las bacteria son por ejemplo, el Titanic, que lentamente desaparece cada vez más (a excepción del cobre, el único material que las bacterias parecen no comer); rocas, que si bien no necesariamente las comen, las disuelven con sus secreciones ácidas al alimentarse; cafeína, como lo descubrió un grupo de científicos de la Universidad de Lowa hace no más de 2 años y también hasta arsénico, entre otras tantas cosas.

¡Sorprendente! ¿No lo crees? ¿Conoces 
alguna otra cosa extraña que comen las 
bacterias? ¿Cuál? 






domingo, 26 de mayo de 2013

Especies muy raras: los animales acuáticos más extraños




Más del 70% de la superficie del planeta Tierra está cubierta de agua. Este impresionante dato es suficiente para despertarnos todo tipo de incógnitas y cuestionarnos acerca de cuánto sabemos realmente sobre la vida en los océanos. Especialmente si nos detenemos a pensar en la enorme cantidad de especies que allí habitan y de las que aún no tenemos conocimiento. ¿Quién sabe desde que tiempos y a qué profundidades exista la vida los abismos de los océanos? Son muchas las interrogantes y jamás podríamos contestarlas en un simple artículo, no obstante, lo que sí haremos hoy es presentarte algunas especies muy raras que sabemos que habitan nuestras aguas. Éstos son algunos de los animales acuáticos más extraños del planeta.

El pez gota: Psychrolutes marcidus

Si tienes entre 15 y 25 años probablemente has visto Pokémon en tu niñez y al ver al pez gota de seguro que lo primero que pensaste fue: un momento, ¡esto es un muk! Pues ya quisieras, pero no, se trata de una de las criaturas acuáticas más extrañas que pueden conocerse: el blobfish o “pez gota”. Este pez habita las aguas más profundas de las costas de Australia y la isla de Tasmania, pertenece a la familia de los Psychrolutidae y la verdad es que tiene un aspecto bastante asqueroso. Su extraña carne gelatinosa, carente de músculos y huesos, le permite sobrevivir y moverse bajo la presión de entre 600 y 1200 metros bajo la superficie del océano. Este espécimen es tan holgazán como aparenta y apenas se mueve flotando en lo más profundo, buscando seres diminutos para alimentarse. 


El tiburón volador: Chlamydoselachus anguineus

De tan peculiar nombre, el tiburón volador se creyó extinto durante muchos años, pero volvió a aparecer en el año 2007, sobre las costas de Japón, razón por la cual también se lo suele llamar “el que volvió de la muerte” y “el fósil viviente”. Debido a sus movimientos tan particulares, parecidos a los de una anguila, también se lo puede encontrar como el tiburón anguila.
Similar a muchas criaturas fantásticas voladoras de las series animadas japonesas, se cree que este extraño y fascinante tiburón vivía entre los 50 y 200 metros de profundidad. Sorprendentemente, también se le ha encontrado hasta a 1570 metros de profundidad y posee una forma muy primitiva. Por estas razones, éste es uno de los animales acuáticos más extraños del mundo. Lamentablemente, el único espécimen que se halló murió poco tiempo después. 

Lophiiforme: Melanocetidae

Seamos sinceros, los Lophiiformes son una especie fea pero realmente sorprendente. Se trata de un pez que puede crecer hasta 2 metros de largo y tener un peso de hasta 30 kg, que vive en las más oscuras profundidades del océano, en terrenos fangosos y que posee un método de caza realmente único. Irónicamente, este pez atrapa a sus presas con una técnica similar a la de la pesca. Posee un pequeño señuelo bioluminiscente que funciona gracias a las bacterias dentro del pez y que brilla en las tinieblas de las profundidades del mar, atrayendo a los peces más pequeños. Cuando estos peces se acercan a la luz, son devorados por el Lophiiforme y sus enormes dientes puntiagudos.
Algo aún mucho más complejo es la forma en la que se reproducen. Los machos viven únicamente como parásitos dentro del cuerpo de la hembra, ya que no pueden vivir por sí solos. El débil aparato digestivo de los Lophiiforme macho los obliga a convertirse en parásitos de las hembras, esto lo logran mediante la segregación de una enzima especial con la que logra adherir sus vasos sanguíneos a los de la hembra y así alimentarse. Con el tiempo, el macho se va atrofiando hasta que en un momento solo vive allí nutriéndose como parásito y esperando el momento adecuado para liberar el semen, cuando la propia sangre de la hembra le indica la presencia de un óvulo para fecundar.


Pez vaca: Lactoria cornuta

El pez vaca es una variedad de pez cofre que se reconoce por su llamativo color amarillo brillante, así como por el par de pequeños cuernos que pueden apreciarse sobre su cabeza.
Viven a una profundidad aproximada de 50 metros y es un espécimen verdaderamente mortal.
Frente al peligro, este extraño pez libera una toxina muy peligrosa llamada ostracitoxina, un terrible y único veneno en el reino animal, el cual es similar al de las mareas rojas o al del pepino de mar.


Pez abisal: Chauliodus

Como hemos visto hasta ahora, los peces de las profundidades son los más extraños y los que más llaman la atención. El caso del Chauliodus no es la excepción. Es como un enorme bate de baseball lleno de afilados y enormes dientes. ¿Te imaginas encontrarte con un ser como éste en las profundidades del océano?
Este sorprendente y atemorizador pez posee largas antenas que perciben las vibraciones en la oscuridad del océano y ataca de inmediato, pero esto no es todo, para aumentar su eficacia y ver mejor, sus órganos brillan naturalmente con unos fluidos bioluminiscentes, haciéndolos aún más increíbles.





El calamar vampiro: Vampyroteuthis infernalis

El nombre de este terrorífico calamar  es muy adecuado para él. Se trata de un calamar de entre unos 15 y 30 cm de largo que posee una especie de capa que le cubre todo el cuerpo, de colores rojo pálido y negro, que vive en la oscuridad más intensa y en soledad. Es un animal de clasificación muy complicada, ya que se trata de una especie única en el mundo: Vampyromorphida.
Erróneamente se lo clasificó como pulpo, sin embargo se trata de un calamar y por ende posee filamentos sensoriales retráctiles, siendo un verdadero monumento viviente de la filogenética. Utiliza sus extraños filamentos para capturar presas y posee una mandíbula sumamente poderosa que los investigadores aún desconocen para qué tipo de presas utiliza, dado la soledad en la que habita. Logra vivir en condiciones mínimas de oxígeno en el agua, a más de 1000 metros de profundidad.





¿Conocías a estas extrañas especies acuáticas?¿Crees que aún falta conocer especies todavía más sorprendentes? 







¿Para qué sirve el apéndice?




La asunción de que el apéndice no es más que una pieza inútil en nuestros organismos dista mucho de ser una mera creencia popular. Aunque desde la propia comunidad científica se ha sostenido que esta parte del cuerpo carece de utilidad alguna y que la remoción del mismo no acarrea ningún tipo de problemas, la realidad es bastante diferente.
Si creías que el apéndice no servía para nada más que arriesgarte a problemas de salud, tampoco debes sentirte como un tonto, pues el misterio en torno a la interrogante de para qué sirve el apéndice se ha revelado hace relativamente poco. Te invito a conocer todo acerca de la cuestión.

Los mitos sobre el apéndice




La teoría clásica apunta al hecho de que el apéndice es un remanente evolutivo de las antiguas especies de Homo. Éstas, acostumbradas a comer mucha materia vegetal, necesitaban del apéndice para poder procesar las grandes cantidades de vegetal que se consumían desde los árboles. Sin embargo, son varias decenas de millones de años en los que el apéndice ha conservado su lugar en nuestro cuerpo, incluso ante numerosos cambios evolutivos que ha sufrido nuestra especie.
Necesariamente, ello tendría que significar algo, ¿no? Pues todo lo que tenemos en nuestro cuerpo tiene al menos una función. Lo cierto es que preguntas como ésta se habrán formulado entre los miembros de un grupo investigadores en la Duke University Medical Center, quienes en 2009 descubrieron que el apéndice, lejos de no ser más que un inútil en el organismo, es un excelente hogar y refugio para las bacterias.

Albergar bacterias: la función del 

apéndice



De acuerdo a los resultados de las investigaciones recién mencionadas, la función del apéndice es la de albergar bacterias, todas aquellas importantes bacterias que componen la flora intestinal y que cumplen funciones fundamentales en el cuerpo. Así, el apéndice estaría haciendo posible el crecimiento de microbios que controlarían y estimularían el accionar de nuestra flora intestinal y actuando en el marco del sistema inmunológico , permitiendo regular las funciones de nuestra flora ante el menor riesgo de infección en nuestro intestino y nuestro colon.
El apéndice es una especie de tubo pequeño y cerrado, con un aspecto similar al de un dedo, adherido a la sección en la que comienza el intestino grueso, en donde éste se encuentra con el delgado. Cuando éste se inflama o algo desde los intestinos queda atorado allí, el apéndice puede hincharse considerable y peligrosamente (apendicitis), pudiendo cortar el suministro de sangre hacia allí y provocando la muerte de sus tejidos.
Es entonces cuando el apéndice debe extirparse de inmediato, pues puede estallar y liberar sus contenidos altamente mortales. Muchas personas se lo quitan antes de viajar a otros países o simplemente para no correr este tipo de riesgos, no obstante, hoy se sabe que en realidad, no hay que quitarlo a menos que sea realmente necesario, es decir, ante la amenaza de apendicitis.
La ciencia a veces peca de soberbia y a lo que no se le encuentra explicación muchas veces se lo tacha de inútil o inabarcable. Al apéndice le tocó dicha suerte, pero poco a poco su reivindicación se va materializando y es justamente, gracias a la ciencia.
¿Qué opinas al respecto? ¿Qué otras
 cosas sabes acerca del apéndice